domingo, noviembre 18, 2018

M.F/ El estrés es una patología asociada a los adultos pero, cada vez, se está manifestando más en jóvenes y niños. La vuelta al cole, la rutina, las actividades extraescolares… somete al pequeño a un grado de estrés en la que la parte más resentida es la salud bucal.

Esto es así por varias cosas. En primer lugar, el estado de nerviosismo suele manifestarse a la hora de acostarse cuando, aparentemente, llega el descanso.

Sin embargo, si el niño ha estado en constante actividad hasta poco antes de irse a la cama, lo más probable es que cuando se duerma, practique el bruxismo. O lo que es lo mismo, apriete los dientes y la mandíbula con fuerza, una patología que afecta a niños de entre 4 y 6 años.

Si esto se da por un largo periodo de tiempo, los dientes sufrirán un desgaste del 30 por ciento de su tamaño original y además, cuando una persona está estresada, produce menos saliva -elemento esencial contra las caries- y la poca que produce, se vuelve más ácida.



 

Por otra parte, la tensión de la mandíbula conlleva dolores en otras partes del cuerpo, como cuello y oídos. Aunque a cierta edad, los más pequeños van adquiriendo responsabilidad con respecto al cuidado de sus dientes, el hecho de que estén estresados puede perjudicar a dicha responsabilidad.

Cuando el pequeño está estresado, pierde concentración en lo que hace -en este caso sería cepillarse los dientes-, por lo que no lo hará con la profundidad que debiera, dejándose residuos que, más adelante, harán que se inflamen las encías y, como consecuencia, la aparición de gingivitis.

Si a todos estos factores le añadimos que con la vuelta al cole hay muchas comidas que no se hacen en casa, pues todavía se agrava más el problema. Al comer fuera, se corre el riesgo de llevar una peor alimentación, además de no cepillarse los dientes después de cada comida.

Por esta razón, los expertos aconsejan a los responsables de los menores que lleven una alimentación lo más sana posible en meriendas y recreos, que practiquen deporte y que, por supuesto, cuiden la salud bucodental al igual que lo hacían en vacaciones y con visitas al dentista.

Etiquetas: , , , , ,

Artículo Relacionado