martes, mayo 22, 2018

M.F/ La caries es una enfermedad infecciosa que se caracteriza por las destrucción de los tejidos duros del diente. Por lo que para que haya caries, tiene que haber dentadura, así que la caries en sí no es hereditaria.

 

Lo que sí lo es, son los hábitos del cuidado de la salud bucodental que los progenitores inculquen a los menores; ya no sólo en la higiene, sino también en el tipo de alimentación que se lleve. Una dieta en la que predomine el consumo de frutas y verduras va a favorecer al estado futuro de los dientes de los hijos o, al menos, va a contribuir en retrasar la aparición de caries.

 

En esto también tiene que ver si esos mismos hábitos los llevan los responsables de su educación ya que su higiene bucal influye mucho. Además de evitar contagiar sus bacterias a los menores en una simple actividad como puede ser soplar la comida para enfriarla o limpiar el chupete con su propia saliva ya que esta es la principal vía de contagio.

 

Esa bacteria es la denominada ‘Streptococcus mutans’ muy asociada a la formación de caries.

 

Por eso, los expertos recomiendan a las gestantes acudir al odontólogo nada más conocer su estado ya que la llamada gingivitis del embarazo (con encías enrojecidas, inflamadas y sangrantes) afecta al 60-75% de las mujeres entre finales del primer trimestre y mediados del tercero.

También te puede interesar

1 Comentario

Deja un comentario