sábado, marzo 28, 2020

MERCEDES FERNÁNDEZ/ La enfermedad del coronavirus -declarada recientemente por la OMS como pandemia– está causando verdadero revuelo en todo el ámbito internacional, ya no tanto por su gravedad, sino por su fácil y rápida propagación entre la población mundial.

Qué es el coronavirus

El coronavirus (Covid-19) es una infección viral de la que no se sabe muy bien su procedencia aunque las primeras estimaciones son que tienen origen animal. Son virus RNA, con estructuras sencillas que miden una micra, es decir, es un microorganismo. Por eso es tan fácil de transmitir.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) dice que los síntomas suelen ser leves y aparecen de forma gradual. Incluso, hay personas que se contagian y no desarrollan ningún síntoma y no se encuentran mal.  Por lo que “el riesgo de contraer el Covid-19 de alguien que no presente ningún síntoma, es muy bajo”. Este tipo de personas -asegura también el Ministerio de Sanidad- “no transmiten la enfermedad”.

De todas formas, nunca hay que bajar la guardia ya que “muchas personas que contraen la enfermedad solo presentan síntomas leves. Esto es particularmente cierto en las primeras etapas de la enfermedad. Por lo tanto, es posible contagiarse de alguien que, por ejemplo, solamente tenga una tos leve y no se sienta enfermo“.

No es la primera vez que la sociedad se topa con esta enfermedad. Veamos cómo ha evolucionado a lo largo de la historia:

¿Por qué ha calificado la OMS al coronavirus como pandemia?

Según la RAE, una epidemia es una enfermedad que se propaga durante algún tiempo por un país y afecta a un gran número de personas.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), se llama pandemia a la propagación mundial de una nueva enfermedad. Se produce una pandemia en el momento en que aparece un nuevo virus de la gripe y se extiende por el mundo porque casi nadie tiene defensas frente a él.

La diferencia entre pandemia y epidemia radica en dos aspectos:

  • La expansión desde el punto de vista geográfico de la enfermedad.
  • El rápido aumento de los casos de personas afectadas por la enfermedad.

En una pandemia, ambos aspectos tienen mayores proporciones que en una epidemia. El nivel de emergencia sanitaria que producen una epidemia y una pandemia depende de:

  • El modo en que se propaga la enfermedad.
  • La facilidad de la propagación.
  • La posibilidad de contagio de las personas afectadas a las sanas.
  • La relación entre las personas que están en peligro de contagio y las personas inmunes (por haber sido vacunadas, por ejemplo).




Otras pandemias en la historia

Quienes son el mayor grupo de riesgo

El coronavirus se puede contagiar en el periodo de incubación y cuando el individuo aún no tiene síntomas. Por otra parte, al ser un virus nuevo, ningún individuo tenía anticuerpos antes de diciembre de 2019. Por eso, la sociedad entera es susceptible de contagio.

Sin embargo, siempre hay grupos de la población que tienen mas probabilidades de contagio que son las personas mayores de 60 años, las que tienen problemas de hipertensión arterial, problemas cardíacos o diabetes.

Medidas preventivas

  • El virus pasa de persona a persona, mediante gotitas respiratorias que se producen cuando una persona infectada tose o estornuda. Estas gotitas pueden llegar a la boca o la nariz de las personas que se encuentren cerca y posiblemente entrar a los pulmones al respirar. De ahí, que se recomiende mantener las distancias entre las personas.
  • Las gotas con el virus también se pueden depositar en diferentes superficies y objetos, que al tocarlos se pueden incorporar a las manos, lo que es potencialmente infeccioso si la persona luego con esa misma mano se toca la boca, la nariz y posiblemente los ojos. Por esta razón, se recomienda lavarse muy bien las manos, usar el brazo o un pañuelo para estornudar o toser.
  • Evitar el contacto social. Una de las cosas que puede influir en tu recuperación en el caso de que te contagies es el grado de carga de virus. Si sales, estás más expuesto a recibir más cargas de virus por lo que aumentan tus niveles de riesgos de contagio, así como el periodo de recuperación.

Hay que intentar seguir todas las recomendaciones que han hecho los expertos, más que nada, para evitar colapso en centros hospitalarios ya que si se desbordan solamente con el coronavirus, habrá menos sitio o ninguno para otras urgencias como accidentes de tráfico.

Desde la Junta de Andalucía, aconsejan también hacer un buen uso de las líneas de teléfono. Si tienes síntomas o has estado en contacto con una persona con coronavirus o que venga de una zona de riesgo, hay que llamar al 900 400 061.

Para consultar cualquier otro tipo de información acerca del coronavirus, contactar con Salud Responde llamando al 955 545 060.

 

 

Etiquetas: , , , ,

Artículo Relacionado

0 Comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Hemeroteca

Categorías

SÍGUENOS

INSTAGRAM

YOUTUBE

Newsletter