martes, octubre 23, 2018

M.F/ Levanta el ánimo, cura el estrés, mejora la atención y la creatividad… Son muchos los beneficios de caminar; no sólo para el físico, sino también para la mente. Porque caminar cura muchas cosas, pero, sobre todo, cura las penas.

Dicen los neurólogos que es la mejor medicina para una persona, la cual podrá corroborarlo tan sólo una semana después de que haya comenzado con este hábito ya que se considera un periodo de tiempo aceptable para empezar a apreciar los efectos.



La inactividad del cerebro hace que se vuelva lento, pesado, vago, depresivo y ansiosoPoco a poco, la persona empieza a notar que no recuerda bien, no le apetece hacer nada que se salga del hábito diario de su vida, que no hay actividades lo demasiado interesantes o gratificantes como para levantarlos del sillón del salón…

Estos indicios, además de mostrar un comportamiento depresivo, apuntan también a que se ha caído en un proceso de rutina que es el peor enemigo de la mente y el cerebro.

Hacer todos los días las mismas cosas hace que el cerebro pierda atención ya que no hay estímulos nuevos en los que fijarse. Por ello, es muy importante caminar y, más importante aún, es hacerlo en zonas verdes y espacios naturales.



En las calles y centros comerciales, debemos estar más atentos a todo lo que hay y sucede a nuestro alrededor; por lo que no tenemos la oportunidad de evadirnos completamente de nuestras preocupaciones y, por tanto, no dejamos descansar al cerebro.

Sin embargo, caminar en un entorno natural, el cerebro sí que logra desconectarse a través de la atención involuntaria, vagando con mayor libertad en un estado bastante parecido al mindfulness -una práctica que se realiza para aprender a tomar conciencia de las distintas facetas que la persona está viviendo en el momento presente-.

Etiquetas: , , , , ,

Artículo Relacionado

0 Comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.