miércoles, octubre 21, 2020

MERCEDES FERNÁNDEZ/ El yoga ocular consiste en la realización de ejercicios con los ojos para relajar la musculatura de este órgano sensorial. Es un método natural mediante el cual es posible la recuperación visual como resultado de trabajar de un modo consciente los puntos fuertes en los que se apoya dicho método: relajación, sensibilidad, ejercicios muy sencillos y energía.

No se trata de un remedio milagroso, sino de un trabajo que requiere fuerza de voluntad y constancia. Es recomendable hacerlo en el momento en el que empiezas a perder visión para evitar someter a los ojos a un sobresfuerzo.

¿Qué puedes conseguir con el yoga ocular?

El yoga es una disciplina que de por sí tiene muchos beneficios saludables.  Así que si te centras en la parte visual, vas a conseguir fortalecer los ojos, mejorar la visión, prevenir problemas visuales y ayudarte a conocer la forma de mirar mediante el descubrimiento de los hábitos que te producen tensión en esta zona del cuerpo.

Los ojos son parte esencial de nuestra anatomía. Sin embargo, no los cuidamos como deberíamos. El uso excesivo de pantallas (televisión, ordenador o  teléfonos móviles) para casi todo está consumiendo parte de nuestra visión produciendo importantes lesiones en los ojos a largo plazo. Muchas de ellas, casi sin darnos cuenta, tienen un diagnóstico irreversible.

El yoga ocular ayuda a descongestionar la tensión que sufren los músculos de alrededor de los ojos para evitar que aparezcan problemas como la presbicia (defecto del ojo que dificulta la visión clara de los objetos más cercanos debido a la rigidez del cristalino); miopía; astigmatismo; hipermetropía o estrabismo. Una vez que aparecen estas enfermedades, no es posible curarlas con la práctica de yoga.




Beneficios del yoga ocular

  • Recuperación y mantenimiento de la agudeza visual
  • Mayor irrigación sanguínea en la zona
  • Relajación y eliminación de tensiones y estrés, tanto a nivel físico como mental
  • Tonificación de la musculatura ocular, que adquiere fortaleza y elasticidad
  • Reeducación de la visión mediante ejercicios de acomodación, que favorecen la respuesta correcta de los ojos a los diferentes estímulos
  • Desarrollo de la sensibilidad ocular
  • Adquisición de buenos hábitos visuales, lo que permite las mejoras conseguidas se mantengan en el tiempo sin necesidad de seguir repitiendo los ejercicios

Es fácil y beneficioso practicar yoga ocular. Los ejercicios son sencillos y pueden realizarlos cualquier persona a partir de 7 años. Lo único que hay que tener es constancia y paciencia porque los resultados no son inmediatos.

Etiquetas: , , , , ,

0 Comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Hemeroteca

Categorías

SÍGUENOS

INSTAGRAM

YOUTUBE