martes, diciembre 10, 2019

MERCEDES FERNÁNDEZ/ La discapacidad, sea del tipo que sea, afecta en torno al 15% de la población mundial. En números más precisos -según la OMS-, te diremos que este porcentaje incluye a un conjunto de entre 110 y 190 millones de personas las cuales tienen grandes dificultades para vivir normalmente.

No hay nada más bonito que sacar una sonrisa a una persona. Y si esas personas pasan gran parte de su vida en centros hospitalarios por motivos de salud, conseguirlo, todavía es mucho más gratificante.

Año 2012. Un piloto italiano de moto freestyle llamado Vanni Odera pone en marcha la mototerapia. Una iniciativa cuyo objetivo no era otro que el de hacer felices, en un principio, a un colectivo de niños que presentaban unas capacidades diferentes.

En esta exhibición, ellos son los protagonistas y son los que guían la moto; lo que les permite sentirse libres por unos minutos. Quienes han llevado esta experiencia a los centros donde están ingresadas estas personas, aseguran que es muy gratificante ver la sonrisa de los niños y la alegría que muestran cuando les invitan a dar una vuelta en las motos.

No es para menos. Sentir la vibración de este poderoso vehículo de dos ruedas y el aire en la cara cuando se suben a él, tomar el aire después de cierto tiempo encerrados o, incluso, levantar los pies del suelo para que quienes jamás hubieran imaginado que volverían a hacerlo, tiene efectos muy positivos y, como se ha demostrado a través de esta experiencia, también terapéuticos.




 

Contribuir al bienestar ajeno

Montar en moto es, junto con la lectura y la cocina, una de las formas de mantener joven el cerebro. Quienes montan en moto con bastante regularidad, aseguran tener una mente más ágil, incluso en personas de avanzada edad.

Lo dicen los amantes del motociclismo y expertos como Ryuta Kawashima, profesor de Neuropsiquiatría en la Universidad de Tohoku.

Desde que se puso en marcha esta iniciativa, la mototerapia ha dado la vuelta al mundo, incluido nuestro país, en la que han participado otros pilotos con el objetivo de llenar las caras de sonrisas.

Las navidades de años pasados visitaron algunos hospitales y fueron los pacientes oncológicos los que se subieron a las motos. Falta poco para las de este año y seguro que habrá algún motero sacasonrisa que ponga en práctica la mototerapia. Y si quieren disfrutar de este precioso momento, el siguiente vídeo habla por sí solo.

Fotografía: vannioddera.it
Etiquetas: , , , , , , ,

Artículo Relacionado

0 Comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Hemeroteca

Categorías

SÍGUENOS

INSTAGRAM

YOUTUBE

Newsletter