sábado, agosto 18, 2018




MERCEDES FERNÁNDEZ/ Los niños de entre 5 y 14 años padecen trastornos mentales en cada una de las seis regiones que forman la Organización Mundial de la Salud (África, América, Sudeste Asiático, Europa, Mediterráneo oriental y la Región del Pacífico Occidental), según ha informado esta institución.

Que esto sea así, no es por una cuestión económica; ni tampoco depende de la ubicación geográfica en la que nos encontremos. De hecho, las zonas del mundo con más recursos, es donde más se están dando cada vez más casos, y con más frecuencia, de trastornos mentales en niños. Hay un avance en lo que son las enfermedades “físicas” pero, mentalmente, están más perjudicados.



“En el futuro, la disminución de otras enfermedades prevenibles, como la diabetes, conducirá a un aumento en la importancia de tratar los trastornos mentales para la salud pública”, explica una de las investigadoras del Instituto Nacional de Salud Mental e Investigación Médica (INSERM) en Francia, Marie-Laure Baranne.

Investigadores del INSERM hicieron un seguimiento durante quince años (del 2000 a 2015) de los posibles trastornos mentales que se daban en los niños a largo plazo. Al inicio del experimento (año 2000), las patologías mentales ocupaban el tercer lugar entre los años de vida ajustados por discapacidad (AVAD). En el año 2015, pasó a ocupar el segundo lugar en América y Europa, mientras que disminuyeron el número de casos de enfermedades infecciosas.

Trastornos de conducta, ansiedad, trastornos depresivos mayores y síndrome de Asperger son algunas de las 20 enfermedades asociadas a la mayoría de los AVAD. Se tiende pensar que los AVAD son años perdidos de vida saludable debido a una enfermedad o discapacidad.

En este sentido, los autores advierten que el cálculo de AVAD se basan en parámetros que solo se conocen de una manera aproximada y que se establecen en función de múltiples fuentes de información que tienen errores potenciales que pueden introducir cierta incertidumbre en las estimaciones.

Sin embargo, no hay que bajar la guardia, sobre todo, con los más pequeños ya que no saben expresar sus sentimientos y emociones como los adultos; y el hecho de ser tan cambiantes durante el crecimiento, puede despistar en los síntomas de ciertos trastornos. Según una publicación del estadounidense Instituto Nacional de Salud Mental (National Instituto of Mental Health/ NIMH), “Las investigaciones demuestran que la mitad de los casos de enfermedades mentales que duran toda la vida comienzan a los 14 años”.

 

Fuentes de texto: Infosalus; NIMH
Fotografía de portada extraída de la web Encuentro Psicológico
Etiquetas: , , , , , , , , , , , , ,

Artículo Relacionado

1 Comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.