sábado, agosto 24, 2019

MERCEDES FERNÁNDEZ/ La música es capaz de transportarnos a épocas pasadas haciéndonos revivir experiencias que un día nos marcaron. Somos capaces de reconocer, en muchas ocasiones, una canción escuchando tan sólo las primeras notas de la melodía.

Y así, para toda la vida porque aquellas canciones, incluso las que aprendimos en la infancia, las aprendimos para siempre y ni siquiera el cerebro de una persona con alzheimer es capaz de olvidarlas. Porque nunca el poder de algo había llegado tan lejos como el de la música.

La música se almacena en áreas del cerebro diferentes a la del resto de recuerdos. Por eso, se da este extraño y a la vez maravilloso acontecimiento. Resulta conmovedor ver imágenes de personas -que casi no se reconocen a ellas mismas- emocionarse e, incluso cantar, una canción que un día formó parte de sus vidas.

Cuando la oyen, se produce un efecto inmediato. Despiertan de “su mundo” y empiezan a conectar con el exterior: reaccionan, lloran, ríen, se concentran y fijan la mirada perdida. “Es como si volvieran a situarse en el mundo”, asegura la gerente del centro de Alzheimer León, Flor de Juan.




La música tiene este poder, incluso en pacientes con la enfermedad bastante avanzada; quienes no se acuerdan de lo que han hecho hace un rato. Sin embargo, ofrecen una respuesta emocional evidente y poderosa ante la música con un efecto que beneficia mucho a su estado de ánimo y bienestar.

Es una buena herramienta pero también hay que saber utilizarla. No se puede poner música de repente a una persona con esta enfermedad.

Este procedimiento ha de llevarlo a cabo un profesional que esté, más bien, especializado en este tipo de terapias; ya que, de hacerlo mal, puede ser contraproducente para el paciente.

Pueden despertarse emociones que no van en concordancia con la terapia, por lo que es mejor que este trabajo quede íntegramente en manos de profesionales especializados para desarrollar esta tarea.

La música no sólo es beneficiosa para estos pacientes sino que se está convirtiendo en una poderosa herramienta de trabajo en investigaciones científicas para comprender mejor el cerebro, incluyendo cómo y por qué deja de funcionar lentamente.

En el siguiente vídeo, podemos ver un ejemplo de la influencia que tiene la música en pacientes con alzheimer.

Etiquetas: , , , , , , ,

Artículo Relacionado

0 Comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Hemeroteca

Categorías

SÍGUENOS

INSTAGRAM

YOUTUBE

Newsletter