lunes, diciembre 16, 2019

MERCEDES FERNÁNDEZ/ La acelga es un alimento muy nutritivo que aporta muchos beneficios a la salud y de la que podemos aprovechar, prácticamente, toda la planta. De sabor un tanto peculiar, es más aceptada entre el público adulto, que entre el infantil y el juvenil. Así que si quieres que los más pequeños de la casa se nutran de esta excelente verdura de temporada, un consejo es que la mezcles con otras verduras. No obstante, es un alimento muy agradecido en la cocina ya que, por lo general, sirve de acompañamiento en muchos platos, es barata y se puede consumir tanto hervida como cruda.

A nuestros antepasados -porque la acelga es muy antigua- les gustaban como acompañante de los guisos, en los cereales y tubérculos. Los árabes fueron los primeros en disfrutarlas y los que la fueron llevando a los países mediterráneos.




Su riqueza en minerales y los altos niveles de calcio, la convierten en una verdura idónea para reforzar los huesos; así que es una alternativa estupenda para aquellas personas que no consumen lácteos.

Otro dato interesante que te gustará saber es que la acelga es un alimento perfecto para perder peso ya que tiene muy pocas calorías. Lo que sí tiene en abundancia es fibra, por lo que ayuda a combatir el estreñimiento; y es perfecta también para evitar inflamaciones del aparato urinario, las hemorroides y las dermatosis (enfermedades de la piel).

Las acelgas ayudan a combatir la anemia y son ricas en vitamina K -un nutriente de gran importancia en la salud ósea y sanguínea, ya que interviene en la coagulación-. El cuerpo humano tiene la capacidad de almacenar esta vitamina por sí sola, así que no es necesario consumir acelgas diariamente para recibir estos beneficios.

 

A tener en cuenta

Partiendo de la base de que las acelgas son un alimento muy nutritivo, no debes crear tus platos únicamente con este ingrediente. Lo adecuado es tener una dieta con variedad de verduras, que son muchas y muy saludables las que puedes encontrar en el mercado.

¿Tienes dudas? Pues a consultar con tu médico porque, entre otras cosas, hay que tener en cuenta que un alimento -por muy saludable que sea-, por sí mismo no previene y, mucho menos, cura enfermedades. Puede ayudar pero para ello también has de llevar hábitos de vida saludables.

 

Etiquetas: , , , , , , , , , ,

Artículo Relacionado

0 Comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Hemeroteca

Categorías

SÍGUENOS

INSTAGRAM

YOUTUBE

Newsletter