lunes, septiembre 23, 2019

MERCEDES FERNÁNDEZ/ Las personas emocionalmente distantes se caracterizan por tener una apariencia fría y de indiferencia con respecto al mundo que les rodea.

Pero cuando se conocen a este tipo de personas, se descubre que la fachada que muestran al exterior es una coraza disfrazada de seguridad debajo de la cual se escoden sentimientos, generalmente, de dolor y de rencor.

Un daño del pasado que todavía no han solucionado les lleva a ser personas con sentimientos herméticos a los que es muy difícil llegar porque ellas mismas se encargan de que nadie lo haga. Cuando ven que eso puede suceder, las personas emocionalmente distantes colocan una barrera infranqueable para evitar que pasen todos aquellos sentimientos que intenten colarse en su interior a toda costa.




Por ello, evitan el contacto físico; suelen aislarse, pecando de personas introvertidas, sin serlo; les cuesta abrirse al amor y tener relaciones afectivas estrechas para no tener que acercarse emocionalmente a nadie y así, no sentirse vulnerables.

Este tipo de personas carecen de empatía. Sin embargo, valoran esta cualidad en las personas que intenten acercarse a ellas. Aunque si se sienten comprendidas, confiará en esa persona casi de por vida porque, además, las personas emocionalmente distantes son muy formales con las relaciones de amistad.

¿Y si no se saben expresar los sentimientos?

“Habla para que yo te conozca”. Decía Sócrates. Pero muchas veces el problema está en cuando una persona no sabe expresar, ni reconocer lo que está sintiendo en ese momento. No sabe ponerle nombre a los sentimientos. Esto se conoce como alexitimia.

Las personas con alexitimia tienen emociones pero no las tienen desarrolladas ya que su trastorno se remonta a la infancia. Si durante esta etapa, no se les educó o no se les enseñó a expresar sus sentimientos, tienen muchas probabilidades de seguir igual el resto de su vida, si no se corrige. Si se identifica y se toman medidas recurriendo a los especialistas correspondientes, aumentarán las probabilidades de solucionar esta problemática.

Son personas -dice la psicológa Julia Vidal- que “Necesitan la aceptación social, son obedientes con sus superiores, se relacionan con sus compañerxs, tienen un comportamiento social correcto pero no tendrán una conversación personal porque carecen de empatía, no saben identificar bien las emociones de los demás”.

 




 

En este sentido, también les costará adoptar decisiones ya que en ese proceso, no sólo se emplea la razón, sino que la emoción también juega un papel fundamental.

“Generalmente la sensación de estar triste, alegre, con miedo…son más comunes, pero si buscamos la sensación de melancolía, opresión, persecución…necesitan educación para poder expresarlas”, comenta el neurólogo y vocal de la Sociedad Española de Neurología, Carlos Tejero.

Los rasgos de las personas emocionalmente distantes y las alexitímicas son muy parecidos. Para poder tener relaciones sanas con este tipo de personas, necesitan mucha empatía y compresión; dos cualidades de las que, curiosamente, ambos colectivos carecen. Pero lo que más necesitan de todo es la ayuda de profesionales especializados correspondiente a cada patología.

 

Etiquetas: , , , , , , , ,

Artículo Relacionado

0 Comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Hemeroteca

Categorías

SÍGUENOS

INSTAGRAM

YOUTUBE

Newsletter