miércoles, mayo 23, 2018

M.F/ La mayoría de las mujeres ante la llegada de la menstruación suelen experimentar cambios notables de humor. Generalmente, se pasa del buen al mal humor “en poco tiempo”. Esto siempre ha estado asociado a un intercambio de hormonas. Pero, ¿qué tipos de hormonas?

Las causantes de que las mujeres pasen del blanco al negro “en cuestión de segundos”, no es casualidad. Durante la menstruación, hay dos tipos de hormonas merodeando por el cuerpo de la mujer que son los estrógenos y la progesterona. Las primeras son las responsables del “buen humor” y las segundas, de todo lo contrario.

El periodo de menstruación de una mujer dura el mes completo y se divide en varias fases dependiendo de la presencia de unas hormonas o de otras en el interior de la mujer. Esto constituye que la personalidad femenina sea, biológicamente, cíclica.



 

Por ejemplo, nos encontramos en la situación de que hemos terminado con la regla. En este punto, el cerebro femenino empieza a aumentar los niveles de estrógenos en sangre. Esto hace que las féminas estén pletóricas, llenas de positividad, con energía o con la sensación de que se puede con todo.

Esta etapa suele durar unas dos semanas (depende del mes) que son las dos semanas antes de empezar a ovular. Luego, el cerebro deja de producir estrógenos y comienza a generar progesterona.




Por eso, cualquier cosa que se les diga o cualquier cosa que les pase, puede afectar mucho debido a que, en esta fase, las mujeres se encuentran vacías de estrógenos y por lo tanto, más negativas que positivas.

Por otra parte, con la aproximación del primer día de sangrado, las mujeres experimentan cambios físicos –aparte del hormonal- como hinchazón, retención de líquidos, aumento de peso o tensión mamaria.

Estos síntomas cambian con la edad, en el sentido, de que estos cambios hormonales están más acentuados a los veinte que a los treinta años. También, hemos de recordar que la respuesta a estos cambios es generalizada, según el estudio biológico de la mujer. Pero, como siempre, hay excepciones que rompen las reglas.

Etiquetas: , , , , , ,

Artículo Relacionado