lunes, diciembre 17, 2018




MERCEDES FERNÁNDEZ/ Para muchos pacientes de cáncer, sobre todo del género femenino, las secuelas de los tratamientos para combatir esta enfermedad, además de los cambios físicos evidentes, repercuten también en el terreno psicológico.

La quimioterapia es uno de los tratamientos más agresivos que se usan para luchar contra el cáncer y no debe de ser fácil ver como, casi de golpe, se pierde todo el pelo del cuerpo y la forma en la que empeora la piel y las uñas, entre otras cosas.

“El deterioro llega casi con el diagnóstico ya que el tiempo que pasa entre la detección, la intervención quirúrgica en los casos necesarios y el tratamiento a veces es muy escaso”. Así lo afirma la presidenta de la Asociación Española de Estética Reparadora Integral, Ángela Navarro.

Unas palabras que son apoyadas, de igual manera, por Fracisco Plaza, director de la Fundación Astra Zeneca -la cual ha colaborado en la guía ‘Autocuidado en pacientes oncológicos’– quien dice que “La apariencia física está muy relacionada con la salud mental y social”. Está demostrado que el paciente mejora cuando tiene un perfil optimista, por lo que es importante mantener la normalidad con el entorno”. “El deterioro” -continúa su argumento- “que producen los tratamientos oncológicos, desde un punto de vista emocional y personal, puede influir en el pronóstico”.

Afortunadamente, hay remedio para mejorar el bienestar emocional de estas personas que cada día luchan simplemente por llegar al día siguiente.

Desde hace algunos años, muchos hospitales españoles imparten cursos de maquillaje oncológico. Pequeñas nociones que intentan hacer que los enfermos de cáncer afronten la situación de otra manera, llevando siempre hacia un lado positivo.



Es de señalar, que no vale cualquier tipo maquillaje, ni cualquier producto ya que el tratamiento contra el cáncer somete al cuerpo a muchos cambios que provocan que la piel se vuelva más sensible a la acción de agentes externos, que por lo general son agresivos-; así que hay que hay que tener especial cuidado en que el remedio no sea peor que la enfermedad.

Es lo que explican en este vídeo de ABC de Sevilla en el que profesionales del Hospital Virgen Macarena hablan de estas precauciones que hay que tomar y de la importancia de que el paciente se sienta emocionalmente bien ya no sólo del género femenino, sino también del masculino.

Un ejemplo de esto es el vídeo que elaboró la youtuber de belleza Nadina Ioana. Se prestó a maquillar a una enferma de cáncer muy especial para ella: su madre.

Algo tan sencillo y tan cotidiano para muchas mujeres, como es ponerse un maquillaje, logra dar felicidad a esta mujer -como a tantas otras- en tan poco tiempo.

 

 

Fotografía de portada: youtube
Etiquetas: , , , , , , , , ,

Artículo Relacionado

0 Comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.