lunes, diciembre 17, 2018

MERCEDES FERNÁNDEZ/ Cada emoción tiene su propio origen, pero todas ellas tienen un denominador común: mirar hacia los demás, el compararnos con ellos. A partir de aquí, se genera el odio, vanidad o la envidia. En el mundo de la psicología, son conocidas como emociones corrosivas y si permanecen mucho tiempo dentro de la persona, son muy perjudiciales para la salud.

“La corrosión viene cuando éstas no son puntuales, sino que duran mucho tiempo, forman parte de la manera de vivir de los individuos y, por tanto, perjudican a la salud física y mental de los individuos. Cuando se implantan en nuestro cerebro, generan alteraciones en el sistema inmunológico, en el cardiovascular y en el cerebro”.

Así lo explica Ignacio Morgado, catedrático de Psicobiología en el Instituto de Neurociencia y la Facultad de Psicología de la Universidad Autónoma de Barcelona y autor de varios libros. El último se llama Emociones corrosivas: Cómo afrontar la envidia, la codicia, la culpabilidad, la vergüenza, el odio y la vanidad’.

Sin embargo, hay formas de combatirlas. Morgado asegura que, en todo esto, hay también un componente genético. Uno no nace siendo odiador, o envidioso, o vergonzoso; pero nace con determinadas reactividades emocionales que son las que determinan el tipo de respuesta automática que tiene una persona cuando se siente atacada.



“No elegimos odiar o dejar de odiar, o envidiar. Aparecen sin que queramos, sin darnos cuenta. Muchas veces nos comportamos como envidiosos sin darnos cuenta. El control de los sentimientos no existe pero sí la capacidad de razonar; es así cómo se pueden combatir”.

Para ello, es importante darse cuenta y preguntarse qué se puede conseguir de positivo teniendo estas reacciones y si la respuesta no es buena, la persona debería de tratar de aliviar esas emociones usando la cabeza; ya que de no hacerlo, se instalarán en su interior y, con el tiempo, le producirá un profundo malestar, haciéndose daño tanto a sí misma, como a las que tiene a su alrededor.

Etiquetas: , , , , , , , , ,

Artículo Relacionado

0 Comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.