viernes, noviembre 22, 2019

MERCEDES FERNÁNDEZ/ La apatía es esa falta de sentimientos que te atrapa sin a penas darte cuenta. Sus síntomas pueden confundirte y hacerte creer que estás en el inicio de una depresión ya que afecta en el ámbito afectivo y emocional.

Distorsiona el enfoque de las cosas, haciéndote incapaz de centrar la atención en las tareas más simples e, incluso, de retener datos o informaciones.

La apatía no es preocupante, siempre y cuando no exceda más de unos días. Si por el contrario, los síntomas de indiferencia, desmotivación, cansancio, desilusión o tristeza… En definitiva, sentimientos muy vinculados a la depresión, entonces habría que plantearse si verdaderamente estás en el comienzo de dicho trastorno mental.

No hay unos síntomas claros que determinen con exactitud que estás pasando por una etapa de apatía total. Hay muchos factores que ayudan a desencadenarla, bien sean por separado o algunos juntos. La base puede ser como se presenta en la siguiente imagen: de origen orgánico; o bien por problemas psicológicos y/o ambientales.

Cansancio y apatía están muy vinculados

El origen orgánico de la apatía tiene muchos síntomas parecidos al cansancio típico de estas fechas. Es un cansancio sin causa aparente en el que se dan situaciones como, por ejemplo, que planificas rutinas y no las cumples; te cuesta muchísimo concentrarte; no soportas a tus superiores o compañerxs de trabajo y encima te sientes culpable por todas estas cosas. Lo peor de todo es que, por más vueltas que le das, no encuentras la respuesta que explique la razón de este comportamiento.

La directora y psicoterapeuta en Coaching Club, Verónica Rodríguez Orellana, dice que este cansancio, esta falta de energía que además provoca problemas para conciliar el sueño (ya sabemos lo importante que es para la salud descansar y dormir bien) se debe a las semanas previas a las vacaciones.

“A estas alturas del ejercicio anual, lo que resulta lógico y comprensible es la necesidad de tirar la toalla, pero no como metáfora del desistimiento y la derrota, sino como sinónimo de extenderla en la playa”.




La mejor solución es acudir a profesionales

La apatía y el cansancio aunque parezcan situaciones simples, no lo son. La mejor forma de hacerle frente es cambiando tu forma de pensar pero tampoco es algo sencillo. Para ello, muchas veces se necesita la ayuda de profesionales que te den las pautas necesarias para la orientación de un camino que te conducirá a la mejoría de tu estado anímico.

 

Etiquetas: , , , , , ,

Artículo Relacionado

0 Comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Hemeroteca

Categorías

SÍGUENOS

INSTAGRAM

YOUTUBE

Newsletter