domingo, junio 16, 2019

EFE/ La inmunoterapia, también denominada terapia biológica, es un tipo de tratamiento para el cáncer que estimula las defensas naturales del cuerpo a fin de combatir esta enfermedad. Utiliza sustancias producidas por el cuerpo o fabricadas en un laboratorio para mejorar o restaurar la función del sistema inmunitario.

El oncólogo e investigador, Dennis Slamon, ha augurado un “futuro brillante” en los avances contra el cáncer de mama, aunque, por otra parte asegura, que la inmunoterapia -estrategia que ha revolucionado el pronóstico en tumores de pulmón o melanoma- sigue siendo una “pregunta abierta” en el cáncer de mama.

Slamon es el padre de las terapias dirigidas contra este tumor, ya que gracias a sus investigaciones contra el oncogen Her2 (presente en el 20% de los casos) se pudo disponer, por primera vez, de un tratamiento distinto a la quimioterapia.

 




La Agencia Americana del Medicamento, la FDA por sus siglas en inglés, ha aprobado recientemente el primer medicamento inmunoterápico para el subtipo triple negativo de mama metastásico (el más agresivo y para el que no existen medicamentos innovadores). No obstante -asegura el experto- “los datos en mama son tempranos, necesitamos más investigación”.

Slamon y otros oncólogos han destacado que “uno de los principales desafíos es seguir buscando biomarcadores contra los que dirigir los tratamientos, cada vez más individualizados, gracias al conocimiento molecular de los tumores”. Y afirma que “las terapias dirigidas todavía tienen margen de mejora en el tratamiento y resultados en cáncer de mama”.

Por eso, han insistido en el valor de la investigación y en las alianzas, como la de GEICAM y el Translational Research in Oncology (TRIO) en estudios, entre otros, que permitan dar tratamientos menos agresivos y más efectivos, que permitan revertir las resistencias, aplicar plataformas genómicas que definan el pronóstico o avanzar en la cronificación.

 

 

 

“Ahora más del 50% de las pacientes con tumores de mama con metástasis vive más de cinco años y en buen estado, en los subtipos hormonodependiente y HER2”, ha indicado Miguel Martín, también jefe de Oncología del Hospital Gregorio Marañón de Madrid.

Existen nuevos medicamentos que permiten prolongar la vida de estas pacientes con metástasis y que hace una década no superaban la enfermedad.

“Intentamos aplicar los tratamientos menos tóxicos posibles” -asegura el oncólogo del Hospital Clínico de Madrid, José Ángel García Saenz- “que repercutan lo menos posible en la calidad de vida. En el caso de los tumores de mama diagnosticado en fase inicial” -añade- “la tasa de curación asciende al 80%”.

El presidente de GEICAM ha valorado la importancia de los programas de detección precoz, las mamografías, que ahora se hacen en la sanidad pública siguiendo un criterio de edad.

“Existe un movimiento a favor de hacer un cribado adaptado al riesgo de la paciente. Hay que refinar más en función del riesgo de la paciente que viene determinado por una serie de parámetros biométricos y también genéticos”, ha manifestado Miguel Martín.

Los oncólogos españoles han coincidido en reclamar una modificación de la Ley de Mecenazgo que ofrezca ventajas fiscales a las empresas que inviertan en investigación en cáncer de mama que, en España, registra unos 30.000 nuevos casos al año, con un incremento progresivo, y que afecta a una de cada ocho mujeres.

 

 

Imagen de portada: webconsultas
Imagen del texto: Efe Salud
Etiquetas: , , , , , , ,

Artículo Relacionado

0 Comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

SÍGUENOS

INSTAGRAM

YOUTUBE

Newsletter