domingo, diciembre 9, 2018

MERCEDES FERNÁNDEZ/ Un total de ocho colegios de fisioterapeutas autonómicos españoles están de acuerdo en que las sillitas de los bebés deberían llevar reposacabezas para aumentar la seguridad durante el viaje.

 

El objetivo es que niños y bebés “viajen lo más sujetos y seguros posible en caso de que se produzca cualquier accidente”. Para ello, lo principal es anclar bien la silla al asiento del coche utilizando dispositivos homologados de acuerdo con el peso y talla del menor.

 

El reposacabezas es una especie de cojín que va alrededor del cuello del pequeño, donde apoya la cabeza, evitando que el cráneo esté expuesto a posibles choques fuertes.

 




 

A la hora de viajar, sobre todo en distancias largas, es importante tanto la sujeción de la cabeza como la de la espalda, la cual debe de estar perfectamente apoyada al respaldo y sujeta con arneses de cinco puntas, ni demasiado fuertes, ni demasiado holgados.

 

La colocación correcta de cabeza y cuello ayuda también a evitar obstrucciones respiratorias cuando la cabeza del bebé se ladea o se va hacia adelante mientras está dormido.

 

Ni que decir tiene que el niño deberá viajar en el asiento trasero del vehículo, con la sillita a contramarcha hasta los cuatro años de edad.

 

Los expertos recomiendan -y es casi una obligación- que vayan sentados de esta manera el máximo tiempo posible ya que así se reduce el impacto lateral y aminora los daños en columna y cuello, en caso de sufrir un latigazo cervical por un fuerte impacto o frenazo brusco.

 

Para que su uso sea efectivo, el centro de gravedad de la cabeza, que está a la altura de los ojos, deberá coincidir con la parte central -y la más resistente- del reposacabezas.

 

El siguiente vídeo muestra las consecuencias de un impacto o accidente en caso de que el menor vaya sentado a favor o en contra de la marcha.

 

 



Etiquetas: , , , ,

Artículo Relacionado

0 Comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.