domingo, diciembre 9, 2018

MERCEDES FERNÁNDEZ/ El rendimiento académico del alumnado infantil está íntimamente relacionado con el apoyo familiar. Así lo han concluido numerosos estudios y tesis a lo largo de los años y en todo el ámbito internacional.

En el transcurso de estas investigaciones, muchos profesionales han descubierto que las calificaciones de las asignaturas, generalmente cuando son malas notas, quieren decir algo más que el estudiante “no ha estado a la altura” o “no ha trabajado”.

Detrás de unas malas notas también hay, por tanto, una problemática que se debe solucionar ya que la base de dicho problema puede estar en el entorno familiar que rodea al menor.

La familia juega un papel crucial en el desarrollo de la infancia. Y algo tan simple como es hacer juntos las comidas más importantes del día, puede favorecer el rendimiento académico del menor.

 



En la mayoría de los casos, existe la errónea creencia de que una vez que el alumnado ha empezado la educación básica, la responsabilidad educacional pasa a manos del profesorado y las instituciones académicas.

Y esto es así en parte, ya que la predisposición de aprendizaje del estudiante puede verse influenciada por el entorno familiar y sus problemas.

Un niño que cuente con la atención y motivación de sus padres ampliará las posibilidades de tener un rendimiento e interés mayor en la escuela. 



Sin embargo, muchas veces el rendimiento académico se ve influenciado por factores externos como las características socioeconómicas y culturales de las familias; el clima y funcionamiento del hogar; o la implicación de los propios padres en la educación de sus hijos.

El Informe Pisa (Programme for International Student Assesment) -principal indicador que mide los sistemas educativos de los países de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos) y de aquellos que se asocian al programa- destaca, en uno de sus últimos informes publicados basados en estudios del ámbito internacional, la poca capacidad que mostró el alumnado para trabajar en equipo.

“Los estudiantes obtienen una puntuación mucho más alta cuando señalan que sus padres mostraron interés en sus actividades”. De ahí, que PISA alerte de la importancia de que los progenitores ayuden a sus hijos en la resolución de conflictos.

 

Etiquetas: , , , , , , , ,

Artículo Relacionado

0 Comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.