domingo, diciembre 9, 2018

MERCEDES FERNÁNDEZ/ El descanso y dormir bien es muy importante para la salud. Muchas veces ciertos hábitos como dormir la siesta impide conciliar el sueño nocturno de una manera natural. De hecho, el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social la desaconseja cuando cuesta trabajo dormirse por la noche.

Aunque aseguran que se puede dar una cabezadita de 20 minutos, si el sueño se apodera de la persona a mitad de la jornada. Y es que para disfrutar de los beneficios de la siesta -que, por cierto no son pocos- el tiempo de descanso no debe excederse de la media hora; si no, produciría el efecto contrario y al levantarnos, estaríamos aún más cansados.




Uno de los consejos de los expertos es -por extraño que parezca- tomar un café después de comer. El cuerpo tarda 20 minutos en procesar la cafeína del café, por lo que no interrumpirá el sueño y cuando despiertes, tendrás mucha más energía.

El cansancio corporal no sólo es físico sino también mental y para que la mente desconecte totalmente, es necesario dormir de verdad. Si se hace de esta manera, cuando despertemos, tendremos mejor concentración; mejor estado de ánimo; mejores reflejos y nos sentiremos más positivos y con una mayor capacidad para resolver los problemas.

De hecho, hay empresas japonesas que han habilitado en sus oficinas zonas para dormir la siesta con el objetivo de que su plantilla mejore el rendimiento laboral, estimulando su creatividad después de un descanso en mitad del día.




Según un estudio de la Universidad de Bristol, la siesta ayuda a la función cognitiva a procesar la información cuando no se es consciente. De ahí, que seamos capaces de sopesar mejor los pros y los contras de decisiones importantes después de la siesta.

Así que aunque intentes dormir y no puedas, no te levantes y sigas con tus actividades. Aguanta porque sólo el hecho de recostarte y cerrar los ojos es benéfico para ti ya que disminuye la presión, los nervios y la ansiedad. Esto lo han corroborado investigaciones llevadas a cabo por la Universidad de Harvad y New York en las que también han afirmado  que dormir la siesta después de comer reducen en un 30% las probabilidades de muerte por enfermedades de corazón.

 

Etiquetas: , , , , , , , ,

Artículo Relacionado

0 Comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.