martes, octubre 23, 2018

Aumenta la miopía en adolescentes por el uso de pantallas

  • El uso de nuevas tecnologías comienzan, cada vez, a edades más tempranas.

La miopía suele aparecer a los 6-8 años de edad y aumenta hasta los 18 años. Si a esto le sumamos, las muchas horas que los adolescentes pasan delante de las pantallas –ya sean ordenadores, smartphones, tablets, e-books- obtenemos como resultado que una cuarta parte de la población europea padezca miopía.  Esta enfermedad ocular ha aumentado en los últimos años y uno de los factores determinantes que han influido, ha sido la falta de contacto con el exterior por el tiempo que se le dedica, principalmente, a estudiar y a trabajar.

Según un estudio de la Universidad de Cambridge, “por cada hora que un niño pasa al aire libre, baja el riesgo de miopía en un 2%”. Esta no es la principal causa ni la única; también tiene que ver, el uso excesivo de dispositivos electrónicos ya que la radiación que emiten estos aparatos, se enfoca directamente sobre una fuente de luz y produce fatiga. La luz solar, por el contrario, es más positiva porque estimula la liberación de dopamina en la retina, lo que, a su vez, regula la forma del globo ocular durante su desarrollo.

Hace años, la miopía estaba más relacionada con una cuestión de genética pero, cada vez, se están dando más casos de jóvenes miopes debido al  uso excesivo de aparatos electrónicos. Sin embargo, la etapa adolescente es la más perjudicial debido a que están menos controlados por los padres, por lo que pasan más horas delante de las pantallas; lo que deriva no sólo  en problemas visuales,  sino en otros musculares debido a la “mala higiene postural”.

Hay datos que revelan que para el 2020, el 33% de los adolescentes tendrá miopía. “El uso excesivo de estos aparatos hace que pacientes que no son miopes, se hagan miopes y que pacientes que tenían miopía les aumente más de lo debido. Por ello, es necesario que haya una mayor concienciación porque, además, estos problemas visuales afectan también al rendimiento escolar de los pequeños”, según declara la vocal de optometría pediátrica del Colegio Nacional de Ópticos-Optometristas, Isabel Sánchez. Por esta razón, controlar el tiempo que se le dedica a los aparatos electrónicos, mantener una buena iluminación (a ser preferible luz natural), parpadear habitualmente para evitar que se resequen los ojos o descansar cinco minutos por cada hora de trabajo son algunas de las pautas que se aconsejan para evitar, en la medida de lo posible, que aparezca la miopía.

 




0 Comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.