martes, mayo 22, 2018

M.F./ Si preguntáramos a cada uno de ustedes por qué celebramos la Navidad el 25 de diciembre, probablemente la mayoría respondería que tiene que ver más que nada con una cuestión cristiana ya que este día nació Jesús. Pero lo que dicen los datos -o mejor dicho, lo que no dicen- es que en ningún sitio consta la fecha exacta del nacimiento de Jesús; ni siquiera está registrado ni en el Antiguo, ni en el Nuevo Testamento.

Por lo que la celebración del 25 de diciembre tendría que ver más con otra cuestión, la de una festividad romana en la que se rendía homenaje por estas fechas al Sol Invictus, coincidiendo con la llegada de más horas de luz tras la entrada del invierno. Sin embargo, fueron Constantino I el Grande y el Papa Julio I los pioneros en intentar cristianizar la fiesta pagana más popular que existía en Roma, los Saturnales.

Es cierto que el 25 de diciembre es un día de festividad mundial y cada vez ha ido adquiriendo mayor popularidad, sobre todo cuando empezó a combinarse el carácter religioso con la tradición de convivencia familiar que, por cierto, no en todos sitios se celebra de la misma manera. Por ejemplo, culturas como la romana, azteca, inca, germana y escandinava tienen otras tradiciones diferentes a las que seguimos nosotros, desde que esta forma de celebrar la Navidad empezara a quedarse entre nosotros, allá por el siglo XIX.

En este siglo, se popularizó la costumbre del intercambio de regalos, se creó a Santa Claus y el envío de tarjetas de Navidad; costumbres que, con el tiempo, la mercadotecnia –término relacionado con el flujo de actividades empresariales- aprovecharía para expandir la Navidad por el mundo dándole un carácter distinto al religioso y con temas que poco o nada tienen que ver con la tradicional celebración navideña.

FUENTES:
http://blogs.20minutos.es/yaestaellistoquetodolosabe/por-que-se-celebra-el-dia-de-navidad-el-25-de-diciembre/
https://es.wikipedia.org/wiki/Navidad
Etiquetas: , ,

Artículo Relacionado