martes, octubre 23, 2018

Pasar demasiado tiempo “pegados” a nuestro Smartphone puede producir lesiones graves en la columna

M.F. / Desde hace algún tiempo, es cada vez más común ver a la ciudadanía “pegada” al teléfono móvil hasta el punto de ir caminando por la calle más pendientes del inseparable aparatito que del entorno que nos rodea, poniéndonos,  muchas veces, en peligro, por no ir atentos al tráfico.

Hasta aquí todo se ve, incluso, normal. De lo que quizás no seamos todavía conscientes es de cómo esa dependencia al teléfono móvil afecta cada vez más a nuestra salud y, con el tiempo, quien más lo nota es nuestra espalda; debido a que el uso del teléfono móvil durante un periodo de tiempo prolongado –entendiendo por prolongado cuando rozamos casi la dependencia absoluta para su uso- puede provocar lesiones tan graves en la espalda que, a largo plazo, puede hacerse necesaria una intervención quirúrgica.

Estamos tan acostumbrados al uso del teléfono móvil –ya que lo consultamos para casi todo- que es difícil percatarse de que esto pueda, poco a poco, producir lesiones irreversibles ya que sostenerlo, aparentemente, no nos supone ningún esfuerzo. Sin embargo, http://www.centrointegraldeosteopatia.com explica que “la cabeza humana ejerce una presión promedio de 5,5 kg sobre la columna dorsal en posición neutral, esto es, cuando las orejas están justo sobre los hombros. Por cada pulgada que se inclina la cabeza hacia delante, dicha presión se duplica. De esta forma, si usted sostiene su teléfono sobre su regazo, su cuello debe soportar una presión de alrededor de 25 ó 27 kg”. Esto es debido a la pérdida natural de la curva de la espalda.

Por tanto, ¿qué deberíamos hacer en el caso de vernos obligados a pasar muchas horas utilizando nuestro Smartphone dado que, en ocasiones, es inevitable porque el teléfono móvil es una herramienta de trabajo? Los expertos aconsejan cambiar de postura cada cierto periodo de tiempo para evitar sobrecargas y dolores musculares; también, usar las dos manos para evitar tendinitis o poner el móvil a la altura de los ojos. Por otro lado, lesiones físicas a parte, hay estudios que aseguran que mantener una buena postura puede aumentar la testosterona y la serotonina en el cuerpo para reducir, así, los niveles del cortisol (hormona del estrés). Mientras que las malas posturas, están asociadas a problemas neurálgicos, dolores de cabeza, depresión y problemas cardíacos.

Fuentes:
http://www.cuatro.com/noticias/sociedad/como-afecta-mirar-mucho-movil-espalda_0_1894725516.html
http://www.centrointegraldeosteopatia.com/como-afecta-a-tu-salud-el-uso-del-movil/