martes, marzo 19, 2019

MERCEDES FERNÁNDEZ/ La música forma parte de la vida de las personas llegando a influirles, consciente o inconscientemente.

La música, en general, tiene un significado para la sociedad, dejando huella en muchos casos. Hay canciones que marcan un recuerdo en la historia de nuestras vidas, convirtiéndolo en único e irrepetible.

Muchas de estas oportunidades se presentan en la adolescencia, etapa en la que las personas suelen ser más vulnerables. Hay estudios que revelan que la música tiene una gran influencia en la juventud, llegando, incluso, a imitar el comportamiento de sus ídolos.

Sin embargo, que lxs jóvenes tengan tendencia a copiar estilos de vida, actitudes o vestimentas de sus referentes musicales, no tiene porqué ser algo negativo ya que la música favorece las relaciones sociales entre este sector de la población, facilitando la interacción personal y estrechando el paso hacia las amistades.




Por tanto, cuando, por ejemplo, están tan cerca de la música como puede ser la práctica de tocar un instrumento, llegan a experimentar sensaciones muy positivas ya que es un hábito que hace que la persona se concentre en aprender algo que le gusta, a disfrutarlo; así como también, en hacer algo que requiere responsabilidad y constancia.

 

Fuentes: www.saludybelleza.nom.es; www.ehowespanol.com.