domingo, diciembre 9, 2018

MERCEDES FERNÁNDEZ/ Practicar deporte en edad escolar tiene unos efectos positivos para el crecimiento físico y personal, siempre y cuando la intensidad sea moderada.

No obstante, es bajo el porcentaje de niños que realizan actividades físicas durante el crecimiento y fuera del horario lectivo. Lo recomendable, según los expertos, es que los niños y niñas en edad escolar hagan ejercicio durante sesenta minutos al día.

No hace falta practicar un deporte al nivel de una competición. Hay actividades como el footing, la comba, saltos o juegos con pelotas muy apropiadas para los niños y niñas en edad de crecimiento que ayudan al desarrollo de la estructura ósea. No tanto en el alargamiento del hueso, sino en su anchura y densidad; por lo que, estos ejercicios resultan idóneos para fortalecer huesos y articulaciones en la etapa de crecimiento.

 



 

La práctica deportiva debe suponer un juego y diversión, por lo que ayudaría mucho que el mejor eligiera lo que quiere hacer. Sin embargo, la intensidad con la que se practica debería ser vigilada por los adultos -padres y/o entrenadores-, adaptando a su edad las exigencias de dicha actividad.

Una práctica dura o excesiva puede producir daños en el cartílago de crecimiento cuyo daño, puede ser determinante en el crecimiento final.

Los beneficios que aporta practicar ejercicios a estas edades no sólo tienen que ver con el desarrollo de su capacidad física, sino también la mental. Por ejemplo, es una manera de relacionarse con los demás, ayudando a superar la timidez.

Además, se les enseña a tener responsabilidades, a seguir reglas o a frenar impulsos. Según la UNESCO: “Sea cual sea su rol final en la sociedad, el individuo necesita, durante sus años de crecimiento, un perfecto equilibrio entre el desarrollo intelectual, físico, moral y estético. Equilibrio que debe encontrarse dentro de los programas y horarios escolares”.

 



 

El desarrollo físico del niño a la hora de practicar deporte, también está influenciado por la genética. Según la madurez ósea o estatura corporal que tiene el niño o niña, los efectos de la práctica de ejercicio tendrá mayor o en menor efecto en su desarrollo y crecimiento.

 

Nuevos tiempos para el deporte

Sólo un 28% de los niños en edad escolar, y un 13% de las niñas practican alguna actividad durante al menos sesenta minutos al día. Estos datos empeoran en la adolescencia (de los 13 a los 18 años) cuando se interesan todavía menos por la práctica deportiva.

“En la actualidad los niños y niñas gastan aproximadamente 600 kilocalorías diarias menos que los de hace 50 años”, según los cálculos del Ministerio de Sanidad.

Etiquetas: , , , , , , ,

Artículo Relacionado